La metamorfosis del capital

-

Sabotaje Retroexistencial ya está en línea. Ni los esbirros del gobierno de las Galaxias ratonas en el exilio, ni los espías de la Corporación Tera-Tang,  ni los  inescrupulosos empresarios de la compañía Kanazawa, ni los eternos los Falsificadores de palabras, ni los grupos metrofóbicos o monométricos, ni siquiera los zombis hegemónicos han podido evitar que las palabras se liberaran de las personas y las personas de las palabras.
La metafísica de una escritura del adentro y el afuera ha colapsado. El sujeto escritor ha desaparecido al fin y la poesía se ha deshecho para siempre de pasiones e impresiones. La escritura se ha convertido en aquel espacio oblicuo donde el sujeto se escapa y la identidad se pierde, dejando lugar a las mismas palabras.
Puede que AI-Halim ya no exista pero, mediante sus poesías, permanecerá vivo en la memoria de los miembros de la resistencia terrestre asignificante. Cómo influyó en sus búsquedas sobre el sentido de la poesía el haber vivido con el corazón de la poetisa Belén Gache, nadie puede decirlo. Lo cierto es que el robot logró contestar sus preguntas estéticas y generar sus propios poemas.

http://belengache.net/kublaimoon/AIHalim/

Belén Gache se da cuenta de que ha cumplido con su objetivo. Ya no tiene sentido para ella quedarse en la Tierra.  O puede que sí permanezca en la Tierra, después de todo. Puede que parta rumbo a la selva de Cururú para unirse al comandante Aukan y a las bases de la resistencia gramática.
Pero eso ya sería parte de otra historia.

Categories: Todas | Leave a comment

La distancia entre el sentido de la revolución y la acción revolucionaria

¿Cómo es posible? La explicación no deja de ser sencilla: aquel día en que debieron huir del locutorio debido a la redada sorpresiva de la Unidad Esquizo- lingüística, la subida del algoritmo a la red se había visto interrumpida. Si bien Belén Gache había atinado a llevarse consigo el disco duro de AI Halim, había olvidado extraer el pen drive del ordenador.  Este contenía, entre otras cosas, el programa de servicio de alojamiento de archivos en la Nube Oscura. Si bien aquella vez la subida había sido abortada, el programa siguió haciendo intentos por su cuenta hasta lograr completar la subida a la nube. Esta es la razón por la que Blend Layers y Belén Gache pueden ver, emocionados, que el algoritmo de poesía del robot ya está en línea y puede ser utilizado por todo aquel que así lo quiera. Por otro lado, caen en cuenta de que todas las últimas peripecias por las que han atravesado, incluido el arduo y peligroso viaje por las Soledades gongorinas, han sido en vano.

Categories: Todas | Leave a comment

Alice, Bob y el entrelazamiento cuántico

-

Finalmente, se deciden por la teletransportación cuántica y, de pronto, aparecen en el interior de una de las casetas telefónicas del locutorio de Lavapiés. Es cierto que a ninguno de los dos les queda del todo claro qué sucederá con el Blend Layers y la Belén Gache que han quedado en las Soledades, ya que el proceso de teletransporte cuántico implica la existencia simultánea y enlazada de cada una de las partículas transferidas.
Pero lo cierto es que ya están en Lavapiés y se disponen, al fin, a subir el algoritmo del robot a la red. Y es entonces cuando se llevan una tremenda sorpresa al comprobar que éste ya estaba en línea.

Categories: Todas | Leave a comment

Ida, Pingala y Sushumna

-

Lo importante ahora es tratar de volver lo antes posible al locutorio de Lavapiés para poner en línea el algoritmo del robot. Pero, ¿cómo encontrar el camino de salida de las Soledades?
Blend Layers propone la utilización de un puente Eisen-Rosen o de un agujero de gusano de Lorentz  que les permitirían atravesar el espacio-tiempo mediante un atajo. Pero Belén Gache tiene sus reparos debido a la existencia de fronteras esféricas y horizontes de sucesos. Ella se inclina, por su parte, por la psiconáutica. A partir de sus prácticas del yoga kundalini, conoce las posibilidades de teletransportación del propio cuerpo. Blend Layers, sin embargo, discrepa porque conoce los peligros de estas experiencias. El estado de teletransportación psíquica puede durar varios meses, incluso años y, eventualmente, implicar un estado irreversible de “transliminaridad”, es decir de pérdida de conexión permanente entre cuerpo y mente.

Categories: Todas | Leave a comment

Entre la Arcadia y la Utopía

-¡Una caja roja! – exclama Blend Layers, y se abalanza sobre los transportines. Pero los Falsificadores de Palabras lo han escuchado y se abalanzan igualmente sobre él. Se suceden una serie de confusos y violentos forcejeos que Belén Gache aprovecha para intentar hacerse ella misma con el disco. Simplemente tiene que buscarlo en la caja roja. El problema es que aún permanece bajo los efectos de la droga cromofágica y no puede distinguir cuál de los transportines es el rojo.  Simplemente los ve a todos de color blanco. Si acierta, podrá recuperar el disco. Si no, será atacada por un ave de rapiña. Tiene apenas unos segundos para decidirse, antes de que los Falsificadores de Palabras se vuelvan contra ella.
Una serie de pensamientos antihegelianos se agolpan en su mente. El salvamento de lo individual y el frenesí paranoico de los grandes sistemas ya no se le presentan antitéticos. Se dirige hacia las cajas y deja librada la elección al azar. Acierta: allí, en el fondo de madera, está el disco duro del robot AI Halim.
Ella y Blend Layers tienen apenas tiempo de huir y de refugiarse en algún lugar de las sierras de las Soledades, entre la Arcadia y la Utopía.

Categories: Todas | Leave a comment

De la libertad, no siempre aprisionada

-

Al día siguiente, ambos siguen su camino y se encuentran con unos serranos que los invitan a una boda que va a tener lugar en un pueblo vecino, cuyas calles están adornadas con ramas de arbustos y flores. Gache y Layers ven llegar a los invitados que integran dos coros: uno de mujeres y otro de hombres. También llegan los novios, que son conducidos al altar para que se lleve a cabo la ceremonia nupcial pagana.
Luego de la misma, el padre de la novia ofrece un banquete para todos los presentes y es entonces cuando Layers le señala a Gache que, mezclados entre los convidados, ha reconocido a dos Falsificadores de Palabras.  Evidentemente, también ellos han concluido que el disco duro de AI Halim estaba en las Soledades y han venido a buscarlo. Después de una copiosa comida, comienzan las esperadas competiciones deportivas en una olímpica palestra: lucha, salto, carrera. Los Falsificadores de Palabras también los han detectado a ellos y los cuatro cruzan de soslayo continuas miradas suspicaces.
Con el nuevo día, Layers y Gache se unen a unos pescadores y con ellos se dirigen a una isla donde son recibidos por el padre, las hermanas de los pescadores y sus respectivos novios. Pasan allí la noche y, al amanecer,  son llevados a tierra firme, justo en el momento donde está por comenzar una procesión de cetrería.  Disimulados entre los espectadores, están también los taimados Falsificadores de Palabras. Amontonados hacia un costado, unos transportines donde se encuentran las aves rapaces: un neblí, un gerifalte, un baharí, un sacre, un borní, un aleto, un azor, un búho.

Categories: Todas | Leave a comment

En breve espacio mucha primavera

-

Belén Gache y Blend Layers se embarcan rumbo a las Soledades. Pero a poco de zarpar, una terrible tempestad hace naufragar su barco. Unas olas gigantescas los arrojan hacia las costas y quedan tumbados, exhaustos, en las arenas de una playa desconocida. Allí reponen sus fuerzas y secan sus ropas al sol. Luego, trepan por un acantilado y caminan hasta llegar la noche. A lo lejos, divisan una hoguera y se dirigen hacia ella. Alrededor del fuego, un grupo de cabreros los acoge y los conduce hacia la casa de un viejo que les ofrece su hospitalidad.
Cuando los cabreros se retiran, el viejo se identifica, para su sorpresa, como un miembro de la resistencia inestable. Tiene un mensaje para ellos de parte de Dot Perinch, desde el Objeto de Hoag. Se trata de un lacónico correo que consigna únicamente dos palabras: “caja roja”. ¿Qué significa? De momento, ninguno de los dos lo sabe.

Categories: Todas | Leave a comment

La revolución es un estado mental

-
La selva de Cururú se extiende como una interminable y febril noche verde. Entre araucarias de morados coíbos y vegetales centenarios, Aukan se dedica al culto del endecasílabo heroico mientras, a su alrededor, un universo sin ley presencia toda clase de transacciones lingüísticas ilegales: venta ilícita de versos, contrabando de apóstrofes, secuestros ortográficos, etc.
“Nosotros somos las paradojas; somos los reyes de la gramática”, arenga el comandante mientras se dirige hacia las Sierras del Desencanto, sorteando dardos envenenados y papagayos contrarrevolucionarios.

En Lavapiés, mientras tanto, Belén Gache y Blend Layers intentan determinar nuevos rumbos de acción ¿A dónde habrá escondido Luis de Góngora el disco duro de AI Halim? ¡Pero claro! ¿Cómo no se les había ocurriso antes? Evidentemente, en las Soledades.

Categories: Todas | Leave a comment

Los conceptos de sustancia y de causa definidos geométricamente

-
En el polígono industrial de Fuenlabrada, los compañeros de Brush Strokes comienzan a sospechar de sus extrañas conductas. ¿Será un espía?, ¿un desertor?, ¿un agente encubierto? Pero, ¿de quien? ¿Del semiocapitalismo?, ¿de la resistencia inestable?, ¿de las huestes metrofóbicas?, ¿de los falsificadores de palabras?, ¿de la semiología del orden dominante? O puede que en realidad sea un agente doble. O que crea estar espiando para unos cuando, en realidad, lo está haciendo para otros.
Mientras todos se encuentran distraídos preguntándose acerca de sus actividades clandestinas, Strokes intenta alcanzar la Meta-nube de la Big Data recurriendo a la levitación cuántica, pero resbala, cae en lo profundo de un pozo de palabras y termina por ahogarse.

Categories: Todas | Leave a comment

La diferencia entre la eternidad y la duración

-

En la Unidad Unidad Esquizo-lingüística, Belén Gache se siente una vez más víctima del infocapitalismo despótico y no puede dejar de elucubrar acerca de cómo quebrar el metacódigo hegemónico. ¿Pero acaso esta es su lucha? Desde la luna, la tierra y sus problemas se percibían demasiado distantes. Pero ahora que AI Halim está muerto, ella siente que debe participar de la resistencia terrestre, al menos para que su muerte no haya sido en vano. ¿Podría acaso el algoritmo de AI Halim ayudar a desterritorializar el poder de enunciación colectivo y así romper de una vez por todas con la semiología del orden dominante? Nadie podría afirmarlo. Lo cierto es que es imperativo encontrar el disco duro del robot.
Mientras se retuerce intentando liberarse de su camisa de fuerza, ve entrar a un enfermero cuya máscara anti gases venenosos oculta su rostro. ¿Qué nueva terapia estarán ahora por practicarle? El hombre se acerca y, una vez a su lado, se quita la máscara. ¡Es Blend Layers que viene a liberarla!
Es cierto que, al comienzo, la poetisa lo encuentra un poco extraño y hasta llega a pensar que no es él el verdadero inmigrante de Alfa Centauri sino algún clon suyo construido por los cultores de la lingüística totalitaria. Más tarde, sin embargo, será el propio Layers quien le comente el por qué de su anómala apariencia: debido al ataque sufrido en la corrala y al chip de pensamiento automático que le había sido implantado en el cerebro, en el laboratorio de regeneración neurológica clandestino no han tenido más remedio que amputarle el cráneo. Como consecuencia, le han debido imprimir una nueva cabeza 3D.
Vestidos con dos trajes Tychem-C se escabullen sin ser vistos del Hospital Central. El objetivo es claro, recuperar cuanto antes el disco duro de AI Halim.

Categories: Todas | Leave a comment