Belén Gache

[ volver a portada ]  


  Net poesías, hipertextos y poesías digitales  (Años 1996-2005)
Net poesías e hipertextos en Fin del Mundo
Mujeres Vampiro invaden Colonia del Sacramento

Mi vida pop
Hipertexto
2005

Español | English

Mujeres Vampiro invaden Colonia del Sacramento

Mujeres Vampiro invaden Colonia del Sacramento
2002

Español | English

El idioma de los pájaros

El idioma de los pájaros
2001

Español | English

M a r i p o s a s - L i b r o

Mariposas-Libro
1999-2001

Español | English

Purpúreas Orquídeas
Poemas cíclicos
1996

[ingresar]

net poesias

Poesía digitales del CD ROM de El Libro del Fin del Mundo


EL CD ROM

LOS SUEÑOS

EL IDIOMA DE LOS PÁJAROS

PORTADA

MARIPOSAS LIBRO

MUJERES VAMPIRO INVADEN COLONIA DEL SACRAMENTO

INDICE

EL JARDÍN DE LA EMPERATRIZ SUIKO

SOUTHERN HEAVENS
 
EL INCREÍBLE VIAJE DE DON PEDRO DE ALFAROUBEIRA
 

 

Entre los años 1994 y 2005, se registró la aparición de una forma de poesía digital marcada por las posibilidades hipertextuales de los nuevos dispositivos. También por la utilización de programas como el Flash o el VRML (Virtual Reality Modelling Language). La poesía ahora podía convertir en realidad uno de los viejos sueños de las vanguardias: el de liberarse de las páginas. Fue hacia 1995 cuando un grupo de poetas comenzó a realizar, además, una serie de experimentos lingüísticos involucrando a la World Wide Web, cuyo uso comenzaba a extenderse.
Muchos de los experimentos con medios digitales tenían raíces en estrategias de las vanguardias tales como la aleatoriedad, las restricciones, la interacción, las múltiples enunciaciones, potenciadas a partir de la utilización de los nuevos medios. Estos poetas se reconocían herederos de grupos dadaístas, del situacionismo, de Fluxus, del arte conceptual. También continuaban, en muchos casos, los pasos de otros que, durante los años 70s y 80s venían desarrollando sus obras en medios como el fax o el videotex, o incluso ya desde los 60s, como el teléfono (como en el caso, por ejemplo, de John Giorno y su sistema de poesías “on demand”) o el mail art como forma de arte de redes.
Las tecnologías de escritura permitían en aquellos años, por primera vez, acceder no solamente a experimentaciones antes insospechadas con la aleatoriedad y la interactividad, sino también a planteos como los de Mallarmé o Apollinaire, Cummings, Pound, los poetas concretos. Los signos se espacializaban, recuperaban sus formas, se volvían caligramáticos, líquidos, incursionaban en la ansiada “verbivocovisualidad” joyceana.
Para remitir al contexto histórico-tecnológico de la época, recién se comenzaba a popularizar el uso de Internet, teniendo en cuenta que fue recién en 1993 cuando la red entra en dominio público. Todavía, claro, estábamos en presencia de la Web 1.0 y muchas de las posibilidades del medio que florecieron especialmente a partir de 2004 eran, en muchos casos, impensables. No existían los Social media tal como los entendemos hoy. Si bien había mailing lists, estas redes eran bastante estáticas y no involucraban demasiado a los usuarios. Los ordenadores eran lentos y soportaban una cantidad de datos bastante limitada la cual muchas veces debía ser almacenada en diskettes y, más tarde, en CDs. Las personas no poseían medios caseros para editar o incluso digitalizar sus videos.
Por supuesto que no existía Youtube. Tampoco existían ni la Wikipedia, ni Facebook, ni Twitter. Fue recién a partir del 2004 que se empezó a hablar de la Web 2.0, de social networking, de blogs, de wikis, de folksonomías, de aplicaciones web.
Los poetas que comenzaron a utilizar medios electrónicos hacia mediados de los años 90s fueron conscientes de los profundos cambios que lo digital conllevaba para la escritura y supieron ver las posibilidades que introducía. Con las obras producidas en esos años, se abría camino, desde un medio completamente nuevo y por primera vez, a nuevas formas de escribir que implicaban la posibilidad de liberarse de la página impresa, del compartimento estanco del libro, de la linealidad de lo escrito, de las convenciones que durante siglos habían dominado el campo de la literatura. Deconstruyendo la representación lingüística tradicional, abriendo el signo lingüístico hacia otras dimensiones semióticas (lo visual y lo sonoro), hacia el movimiento y la inédita espacialización que permitían ahora los enlaces de las pantallas, estos primeros poetas electrónicos cuestionaban y a la vez desafiaban tanto el tradicional acto de la lectura como las maneras de comprender los signos en un momento en el que las maneras de escribir y de leer poesía cambiarían para siempre.

 

"Palabras, ciberjuguetes e IP-bots (Memorias de una poetisa en el ciberespacio)" 
Testimonio de Belén Gache publicado en la Revista Errata #3 – Bogotá, Colombia, Julio de 2011.
[ ver texto ]

The Printed Room - Poems 1990–2001
SALTS Gallery (Birsfelden, Suiza), en el contexto de Art Basel
Muestra de poemas electrónicos pioneros producidos entre 1990 y 2001. Con poesías de Eduardo Kac, Deena Larsen, Belén Gache, Ana Maria Uribe, Tiia Johannson, Erik Loyer, Hazel Smith, Jennifer Ley, Stephanie Strickland, Carolyn Guertin, Mendi and Keith Obadike, Young-Hae Chang Heavy Industries, Caterina Davinio, entre otros.Comisariada por Harry Burke.
[+ información en la web de la galería]
[+ información en la web de la Poetry Foundation]

Fin del mundo
Sitio pionero en abordar las relaciones entre Arte e Internet y producir obras de Net.art. Activo desde 1995 hasta 2009, desde Buenos Aires. Fin del mundo incluyó trabajos de creadores provenientes de diferentes disciplinas, entre ellos, sus directores Gustavo Romano (artes visuales), Jorge Haro (música), Carlos Trilnick (vídeo) y Belén Gache (poesía).
[ ver la web ]